El Ternero Mamón un bocado carnal muy exclusivo

El mamón no es un insulto, aunque también, sino todo lo contrario. Se trata de una auténtica delicia gastronómica. Una de las carnes más tiernas y delicadas que pueden saborearse hoy en día en Madrid. De suave sabor, sonrosada y con poca grasa, nada tiene que envidiar a otras carnes extranjeras que se nos venden como el no va más de la sofisticación.

Es un ternero que se sacrifica con siete meses y que solamente se ha alimentado con lecha materna. Es decir: lo que trasladado al cordero denominaríamos un lechal. Se diferencia de las terneras porque éstas se sacrifican con doce meses y su alimentación se complementa con cereales, legumbres y forraje, siempre en régimen de pastoreo extensivo en los pastizales.


Valles del Esla | marzo 2, 2019

Los comentarios están cerrados.